Si es una casa feliz, acogedora y cómoda, es hygge: claves del interiorismo danés

Hygge es un término danés que hace referencia a la felicidad que se siente cuando se está en el hogar. Para los daneses estar frente a una chimenea con un buen libro o tomarse un baño sin prisas, por ejemplo, no tiene precio. Parece ser que este estilo ayuda a que los daneses sean los más felices de todo el mundo. ¿Te gusta la idea? ¿Quieres tú también un espacio hygge? Descubre las claves del interiorismo danés.

El estilo hygge de decoración: descubre todas sus claves

1. Madera y plantas

A los daneses les encanta la naturaleza, aunque para ellos desaparece en invierno con las bajas temperaturas. Por eso, la mejor manera de recrearla es en las casas utilizando materiales naturales sin barnizar ni tratar para los muebles, objetos en cerámica, por ejemplo, y algunas plantas e incluso un acuario. No te olvides de poner alguna mesa hecha con troncos de árboles.

2. Luz suave y acogedora

Apuestan por las atmósferas relajantes así es que nada mejor para conseguirlas que con velas y lámparas con una luz suave. Un básico dentro del estilo hygge de decoración.

3. Los colores claros y espacios sencillos

Los colores claros como el blanco, el beige, el gris y los tonos pasteles junto con una decoración sencilla sin abarrotar, con pocos muebles y pocos objetos, ayudan a crear una atmósfera relajante, sin estridencias.

4. La chimenea

Es otro elemento fundamental para crear ambientes acogedores. Si no tienes, elige una de bioetanol. Sentarte delante de tu chimenea con unos buenos calcetines, una taza con un chocolate bien calentito y tu libro preferido, no tiene precio. Vivas o no en Dinamarca.

5. Textil agradable

Una mantita bien calentita, cojines mullidos y alguna alfombra de tacto agradable para caminar descalzo. Los textiles que ofrecen un toque suave y mucho calor de hogar. Si no sabes cómo hacer una casa acogedora, esta es una de las claves. Una recomendación: mezcla distintos textiles como el lino, la lana, la piel y el algodón.

6. Desconecta de la tecnología

Olvídate de los móviles, las tablets y otros aparatos electrónicos. Si quieres que tu hogar sea genuinamente hygge, elige los juegos de mesa para disfrutar con los tuyos, pasa un buen rato con un libro, disfruta de la música, date un baño sin prisas o disfruta simplemente de no hacer nada descansado un rato en la cama, eso es estilo danés.

7. Detalles especiales

Cuadros de viajes, fotografías y recuerdos familiares, dibujos y objetos reciclados convierten la casa en un auténtico hogar.

8. Terrazas o balcones con mucho encanto

A los daneses les encanta disfrutar de los días al año que luce el sol. Por eso, adornan sus terrazas o balcones con mucho encanto por pequeños que sean. Un sofalito, una manta o unas velas son ideales para decorar este espacio.

Como ves, las claves del interiorismo danés son realmente sencillas de llevar a la práctica. Si quieres un hogar 100 % hygge, ¡toma nota y empieza tú también a sentirte el más feliz del planeta!

 
Call Now Button