Pros y contras de la tarima flotante: ¿te conviene instalarla en casa?

¿Sabías que la tarima flotante es una de las más utilizadas en suelos? Es un material versátil, económico y fácil de mantener. Sin embargo, también cuenta con una serie de inconvenientes. Si quieres instalar tarima en Rivas, sigue leyendo.

Tarima flotante para renovar el suelo, ¿si o no?

La tarima va a simular el aspecto de una madera natural, por lo que va a aportar una textura de superficie muy similar. En sí, la puedes encontrar en planchas de laminado como tiras finas y ligeras, aunque existe en diversos tamaños. También, va a destacar la variedad en diseños para este tipo de suelo, de hecho, puedes encontrar texturas de imitación como el mármol.

Entre las ventajas de la tarima flotante destacan su fácil limpieza y su sencilla instalación. Así, no es necesario que retires el suelo ya existente para colocar la tarima flotante. Además, resiste muy bien a la formación de mohos y bacterias. Además es un suelo fácil de limpiar.

Entre las desventajas, una de las más destacadas es que es un material que no se puede barnizar. Además, con el paso del tiempo, pueden formarse brechas fácilmente. Al final tendrías que reemplazar todo el suelo.

Y, por supuesto, puede imitar el aspecto de la madera, pero al tacto puedes notar una gran diferencia. Además, cuando pisas la tarima, se produce un ruido que puede ser bastante notorio.

 

Entonces, ¿es mejor la tarima flotante o el parqué?

Escoger entre tarima flotante o parqué puede ser complicado. Cada uno tiene sus inconvenientes y sus ventajas. En resumen, debes fijarte en la instalación de ambas, en el precio y en el resultado que busques, antes de escoger.

El parquet es un material formado por tablillas de madera de un centímetro de espesor. Vas a necesitar retirar el pavimento para poder instalarlo. La tarima, por el contrario, se coloca sobre el suelo base y no siempre utiliza madera (en muchas ocasiones utiliza una imitación de la madera).

Si deseas renovar el suelo por uno que sea fácil de mantener, atractivo para tu hogar y asequible en precio, la tarima flotante es el ideal. Sin embargo, si prefieres uno que destaque por su belleza natural, aunque sea a un precio más elevado, el parquet es el que deberías escoger.

 

Cómo cuidar la tarima flotante tras su instalación

Uno de los puntos más importante es realizar una debida limpieza y evitar caminar sobre ella con zapatos para evitar rasguños.

Procura evitar el uso de productos abrasivos que puedan retirar el brillo del suelo. Si al limpiarla cae agua en exceso, entonces debes secarla con rapidez, antes de que penetre la humedad. Cabe destacar que la tarima flotante puede dañarse fácilmente por la humedad.

Por supuesto, recuerda que no puedes encerarla o pulirla. También es recomendable proteger la tarima de las patas de los muebles. Así, intenta colocar un plástico debajo de las patas para evitar su desgaste.

Lo mejor es que te pongas en manos de un profesional en tarima en Rivas para salir de dudas. La tarima tiene sus ventajas al ser un suelo estético y asequible. Te animamos a contactar con nosotros para darte presupuesto.

 
Call Now Button