Estos son los espacios de trabajo caseros más elegantes que puedes crear en tu hogar

Cada día hay más personas que trabajan y estudian en casa. Para todas ellas, crear un espacio de trabajo ordenado, limpio y acogedor es una oportunidad de ser más eficaces y enfocarse mejor en sus objetivos. Si, además, esa zona está decorada siguiendo las últimas tendencias, será un espacio integrado en el resto del hogar y digno de ser vivido plenamente y mostrado a cualquier visitante. Descubre cómo crear espacios de trabajo caseros con unas cuantas ideas de interiorismo y oficinas.

Cómo crear zonas de trabajo en casa


1. Elige el mobiliario

Con una mesa sencilla, sin tener que ser una mesa escritorio, una buena silla y un par de estanterías ya tienes suficiente para empezar. Puedes optar por muebles desplegables si tienes una casa pequeña. Y recuerda no sobrecargar el espacio.

 

2. Escoge buenos complementos

Con tan solo unos muebles básicos y unos buenos complementos puedes crear zonas de trabajo en casa con mucho estilo sin perder funcionalidad. Objetos de escritorio de madera, una pizarra o un panel de corcho son algunos complementos muy útiles. Tampoco te olvides de las plantas, ya que aportan mucha energía positiva, ni de una alfombra, para que todo sea más cálido.

 

3. Auxiliares muy útiles

En el mercado puedes encontrar unos paneles que se enrollan y desenrollan que ayudan a crear espacios más íntimos y con menos ruidos. También puedes optar por baldas debajo de la mesa para guardar el teclado y otros utensilios. Y si tienes mucho que guardar elije unas bonitas cajas de cartón y ponlas debajo de la mesa.

 

Zonas de trabajo dentro de otros espacios

 

Si no tienes una habitación… en un armario o debajo de una escalera

Puedes crear tu zona de trabajo dentro de un armario, por ejemplo, utilizando las baldas como estanterías y la última de ellas como mesa. Otra idea: aprovecha el hueco debajo de la escalera. Como ves, siempre es posible crear zonas de trabajo en casa con un poco de imaginación.

 

En una pequeña parte del salón

También puedes crear una zona de trabajo en una pequeña parte del salón o del comedor. No tienes más que separarla por un biombo o una estructura de aluminio o hierro.

 

En el dormitorio

Con un tablón o una cajonera, una silla y unas baldas tienes más que suficiente para crear una zona de trabajo en tu hogar. También puedes aprovechar la balda de la ventana como mesa.

 

Interiorismo y oficinas: recuerda que la ergonomía es importante


Recuerda que a la hora de crear tu espacio de trabajo es muy importante que no dejes la ergonomía de lado. Te damos algunos consejos:

– La altura de la mesa debe estar entre 75 y 80 centímetros.

– La silla debe tener un buen respaldo y reposabrazos.

– Tienes que disponer de luz general y una luz dirigida. Lo mejor es poner tu zona de trabajo cerca de una ventana para que perciba la luz natural.

 

Crear espacios de trabajo caseros es muy fácil con tan solo un poco de creatividad. Recuerda estos consejos y ¡ponte mano a la obra!

 
Call Now Button